EDUARDO GIL EN UNA OBRA UN ARTISTA
Exposiciones de Fotografia en Buenos Aires

EDUARDO GIL EN UNA OBRA UN ARTISTA

Espacio urbano de arte
Del 20 de marzo al 2 de Abril
Lafinur 3248
Lunes a Lunes de 00 a 24 hs

EDUARDO GIL EN UNA OBRA UN ARTISTA
EDUARDO GIL EN UNA OBRA UN ARTISTA

“Una obra, un artista”…

Lafinur 3248 no es una esquina cualquiera de la ciudad de Buenos Aires. En la ochava definida por una calle transitada y un pequeño pasaje, una suerte de cubo blanco se destaca y llama la atención al transeúnte inquieto. No es una galería de arte, no es una vidriera, no es una exhibidor, no es la entrada a un espacio y al mismo tiempo, es todo eso. Una obra un artista sorprende con su presencia citadina y con la singularidad y originalidad del proyecto llevado adelante por la artista Milagro Torreblanca -proyecto que viene desarrollando desde 1987 cuando caminaba por las calles del barrio de Recoleta para ir a estudiar a la escuela Prilidiano Pueyrredón-. La propuesta es sencilla: difundir el hacer de los artistas visuales contemporáneos, tanto consagrados como emergentes y provenientes de las más diversas disciplinas: pintura, arte digital, escultura, dibujo, grabado, arte textil, fotografía, instalación etc. Lo novedoso es el planteo de la propuesta, porque esta suerte de ventana se nos abre en medio de nuestra marcha por la calle, de forma imprevista y sin esperar toparnos con una obra de arte en el camino nos encontramos sumergidos en el universo creado por un artista para ser exhibido en esa “cajita de cristal” adaptable a las más variadas propuestas. Con un espacio de considerables dimensiones – mucho más si tenemos en cuenta que la idea es exponer 1 sola obra de 1 solo artista – se dispara la imaginación y la creatividad para exponer una obra de la forma más convencional y purista posible, delicadamente iluminada, o el artista puede entregarse al juego y hacer del espacio un verdadero relicario en medio de la calle.

Una obra un artista nos invita a sacar la obra a la vereda insertándola en lo cotidiano, nos invita a relacionarnos con el arte sin presiones, todo fluye porque el arte se nos presenta en nuestro entorno inmediato pero sin violencia sino todo lo contrario: nos convoca, nos atrae a ese espacio iluminado para ver “qué está pasando allí”. La obra queda entonces expuesta a la vista de todos las 24hs. No hay cortinados, nada se abre ni se cierra, no hay luces apagadas sino todo lo contrario: cuando el sol se esconde, las luces del espacio se despliegan y nos regalan un punto de atención constante en medio de la noche profunda. Siempre viva, la obra sigue despierta para quien quiera disfrutarla y dialogar con ella. Y para los que amamos el arte -y creemos que vivir rodeado de obras que nos hagan felices, nos cuestionen o movilicen nuestras pasiones, es una herramienta para mejorar nuestra calidad de vida- encontrar espacios innovadores como el que propone Milagro Torreblanca, alienta a seguir trabajando y a seguir creando para acercar cada vez más el arte a la gente y darle a los artistas nuevas vías de difusión de sus obras.
Lic. María Carolina Baulo

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s