LEANDRO KATZ: ARREBATOS, DIAGONALES Y RUPTURAS
Exposiciones de Fotografia en Buenos Aires

LEANDRO KATZ: ARREBATOS, DIAGONALES Y RUPTURAS

Exposiciones: LEANDRO KATZ: ARREBATOS, DIAGONALES Y RUPTURAS
Del 12 de julio al 5 de octubre de 2013
Curadora Invitada: Bérénice Reynaud
EFT – Espacio Fundación Telefónica
Arenales 1540

Leandro Katz: arrebatos, diagonales y rupturas, la primera exposición en su tipo, reagrupa docenas de obras fotográficas, digitales, en film y en video creadas entre 1965 y 2013.

LEANDRO KATZ: ARREBATOS, DIAGONALES Y RUPTURAS
LEANDRO KATZ: ARREBATOS, DIAGONALES Y RUPTURAS

Texto curatorial
La presentación espacial de la obra se realiza en las salas del Espacio Fundación Telefónica para crear correspondencias poéticas/estéticas/teóricas dentro de un laberinto de encuentros tan fortuitos como afortunados. Inspiradas en el juego “Serpientes y escaleras” y el concepto borgiano de “El jardín de senderos que se bifurcan” (un laberinto creado por la exploración no lineal de posibilidades narrativas simultáneas), las trayectorias entre las distintas “estaciones” transportan a los espectadores a un viaje encantado e iluminador del que surgirán nuevos significados. Cada espectador experimentará la obra de modo diferente, ya que todos pueden pasar de una estación a otra en el orden que prefieran y quedarse el tiempo que deseen; así, crean su propio “texto”, su propia narración.

Leandro Katz es un artista que ha atravesado de manera coherente los límites entre las distintas expresiones artísticas deconstruyendo, repensando y rediseñando lo que entendemos por imagen y las relaciones entre imagen y marco, imagen y tiempo, imagen y texto. Dentro de la amplia variedad de sus obras, se seleccionaron para la exposición aquellas que abordan específicamente la tecnología de la imagen reproducida. La exposición crea “pasajes” y “trayectorias” entre diversos medios.

El primero es la fotografía, cuyas diversas expresiones Katz ha explorado en detalle; la exposición contiene copias únicas (ampliaciones de imágenes fijas Paradox ,2001; imágenes fijas de actuaciones teatrales de Charles Ludlam en las décadas de 1960 y 1970); secuencias de imágenes (fotografías de la luna organizadas en un rollo colgante en una versión de Alfabeto lunar, 1978-1980); un fotomontaje El sueño de Emma, collage en forma de cuadrícula de escenas de la secuencia del sueño del film La escisión, de 1978; una selección de una obra concebida como proyección de diapositivas que ahora se exhibe como presentación digital La visita (Partículas foráneas), 1980; y una obra original breve concebida como presentación digital, Rombo (Las horas: Flores en el cielo), 2011.

También cabe destacar que Katz ha experimentado con diversos formatos y técnicas del medio fílmico: utilizando una variedad de estrategias de time-lapse, refotografía, virado y edición en las construcciones formales de películas anteriores en super-8, como Estación Los Angeles, 1976, Multitud 7X7, 1977, y la inquietante serie de Películas lunares, presentadas en conjunto en un envoltorio con forma de útero: La ventana de Judas, 1982; Notas lunares, 1980-2010; Tomas lunares, 1976; y Doce lunas, 1976.

Asimismo, Katz experimentó con la técnica de la pantalla partida en dos películas filmadas en super-8, luego convertidas a 16 mm y ahora disponibles en una versión digital restaurada: La escisión, 1978 y Rollo seis, El Grand Tarot de Charles Ludlam, 1987. Mucho ha cambiado París, 1977, un atrevido experimento en 16 mm que consistía en colocar el proyector reclinado, cobró nueva vida tecnológica y artística a través de la proyección digital.

Mientras que la posibilidad-imposibilidad de representar el tiempo y el movimiento ronda en la obra fotográfica de Katz, su obra fílmica es acechada por la fotografía fija: la subsume, como en la versión en 16 mm de La visita, 1986; deconstruye y contextualiza su poder icónico, como en El día que me quieras, 1997; contrapone la narración de un perito con documentos fotográficos en Exhumación, 2007; o se vale de los tropos del retrato para insinuar los rastros que dejó la historia en un paisaje en Paradox, 2001. En la exposición también se presentan dos instalaciones que analizan la tensión entre el aspecto referencial (y sumamente icónico) de la imagen fija y la fascinación sensual de la propia luz: Horizonte perdido, 2010 combina un retrato soviético de Karl Marx con la larga bandera roja de El día que me quieras, sobre una playa desierta, mientras que Siete luces elipsoidales, 1982-2013 es pura interacción entre luces, formas y colores.

La obra de Leandro Katz se basa en el concepto de “arqueología”: el hecho que nuestra historia política y cultural está compuesta de capas y capas de acontecimientos, configuraciones de conocimiento y luchas entre distintas clases, grupos étnicos o ideológicos que se superponen, contradicen, esconden y distorsionan entre sí. El espectador estará invitado a “excavar” metafóricamente la superficie de lo que es visible a primera vista. Su trayectoria será similar a la de un antropólogo o explorador. En esta jungla barroca de imágenes, sonidos y significados, se sentirá seducido, engatusado, estimulado, cuestionado, interesado, sorprendido, pero, sobre todo, deleitado por las cualidades sensuales de las obras expuestas y encantado por las nuevas perspectivas que se abren de ese modo a la percepción.

UN ARTISTA DE LA UTOPIA – NOTA EN LA REVISTA Ñ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s